Guía Alimentación Base

Una cosa importante,

Si sufres de alguna enfermedad donde tu profesional de salud tratante te recomendó un tipo de alimentación especial, pregunta antes de hacer cualquier modificación.

Ya que si por ejemplo, tienes diabetes, el cambiar, por ejemplo de arroz blanco a arroz integral, genera un disminución en la cantidad de azucar que se libera a la sangre, lo que se debe cambiar la cantidad de insulina a utilizar, y esto debe ser supervisado por un especialista.

Si no tienes ninguna restricción, esta guía de alimentación que estás a punto de descargar, esta armada en base a tres  premisas:

Primero: Porciones correctas

Porción Alimentación Base, Nivel I_

La primera hoja contiene un plato que indica las porciones correctas de cada alimento.

La mitad de tu plato deben ser frutas y verduras.

Ya que de estos alimentos sacamos importantes vitaminas y minerales para la formación de la inteligencia, el equilibrio sobre las emociones, y la activación de toda esta fábrica que nos permite la vida.

Si comemos papas, fideos, arroz, porotos, con su porción de carne, pescado o pollo, y la ensaladita de acompañamiento, entregamos grandes cantidades de energía, que mayormente no ocupamos, y no estamos favoreciendo la inteligencia y el equilibrio sobre las emociones.

Necesitamos las frutas y verduras.

De la otra mitad, la mitad deben ser carbohídratos integrales

que son una buena fuente de energía, e integrales ya que aporta fibra, que ayuda a limpiar el intestino, y permite el crecimiento de bacterias benéficas, que juegan un rol clave en la salud y enfermedad.

Y la otra porción, proteínas saludables, frutos secos y semillas.

Que aportan la parte estructural, calcio para los huesos, proteína para los músculos y articulaciones, y omega 3 para la estructura cerebral.

_

Segunda Premisa: Correcta Elección de Alimentos

Además encontrarán una segunda hoja, que contiene una tabla de los grupos de alimentos, indicando cuales están permitidos, cuales disminuir, y cuales evitar.

Dentro de los permitidos están aquellos alimentos que contienen altas dosis de vitaminas, minerales y otros elementos esenciales que permiten recuperar la salud y lograr un alto desempeño.

Por regla general, mientras más cercano el alimento este a su fuente natural, mejores y mayor cantidades de propiedades tiene.

Nunca va a ser igual un jugo de fruta natural recién exprimido, que un jugo en caja. El recién exprimido aporta altos niveles de vitaminas y minerales naturales, mientras que el otro, en el proceso de embasado va perdiendo muchas de sus propiedades, y además contiene colorantes, conservantes, preservantes, aglutinantes y otra serie de químicos más, que perjudican la salud. Se sabe que el 33% de los casos de déficit atencional se debe a alergia a ciertos colorantes, como el amarillo crepúsculo, que proviene del petroleo. Si, le echan petroleo a los alimentos, y principalmente a los alimentos enfocados a los niños.

Lo que buscamos es comer alimentos con altos niveles de vitaminas, minerales, grasas esenciales y otros componentes que permiten reactivar el organismo, y con esto, recuperar la salud, y lograr un alto desempeño.

Tercera Premisa: Eliminar aquellos alimentos dañinos

Se que muchas cosas que voy a mencionar, pueden ser tu comida de todo los días, y para ti signifique un gran cambio en la forma de alimentarte. Si es el caso, parte de apoco, a tu ritmo, pero proponte el desafío de ayudarte, ayudarte a ti, a tu familia, tus hijos. Estos pequeños cambios de hábitos, pueden generar grandes mejoras.
Ponte metas y anda avanzando. Si puedes cambiar todo rápido, mejor, pero si te cuesta un poco más, está bien… avanza a tu ritmo, pero avanza, eres el único que eliges tu destino. OK.

Dentro del grupo a evitar, están todos los alimentos procesados, ya que además de tener un menor nivel de vitaminas y minerales, contienen una serie de colorantes, conservantes y otros químicos industriales que no recuperan la salud, y tampoco permiten un óptimo desempeño.

Azucar. Es conocido en la actualidad dentro de los libros de nutrición, como el veneno blanco, ya que al ingerirlo produce la muerte de células del cerebro, principalmente en una zona del hipocampo donde nacen nuevas neuronas, o sea daña la zona que permite la regeneración del cerebro.

 

En la actualidad, se estima que entre 60% y 80% de las personas sufre de algún grado de intolerancia alimentaria, que no ha sido diagnosticada.
Se sabe que las intolerancias alimentarias es una causa principal, o al menos un gatillante importante de muchas enfermedades crónicas, como fatiga, migrañas, artritis, asma, renitis, déficit atencional, epilepsia, soriasis, agresividad, autismo, y enfermedades inmunológicas.

En lo personal he visto en mi consulta como personas con años con fibromialguia, reducir sus síntomas en un 90% solo con cambiar su alimentación.

Un niño con fuertes problemas de agresividad, la mama ya no sabía que hacer, problemas en el colegio, era muy agresivo con su hermano menor, saco los alimentos que producían intolerancia, y  volvío a regular sus emociones.

 

 

Estos puntos, el comer los alimentos en las porciones correctas, el saber elegirlos, y evitar aquellos que están contaminados con metales pesados, transgénicos y que nos producen intolerancia alimentaria, son la base, si lo que buscamos es realmente recuperar la salud, y lograr un alto desempeño.

También existe la Alimentación Base Nivel II, que es una alimentación más avanzada, que permite acelerar el proceso de recuperación y desempeño del organismo, que se recomienda para aquellas personas que no obtuvieron los resultados deseados con la alimentación Nivel I, o para aquellos que quieran obtener mejores resultados.

Además existe la Alimentación Nivel III y IV, que se debe utilizar cuando esta seriamente desregulado el sistema intestinal, o el inmunológico. Esta alimentación ayuda a recuperar personas con trastornos y enfermedades más graves como esclerosis, Parkinson, autismo, depresión endogena, fibromialguia, y otras enfermedades que puedan estar siendo manifestadas por una falla en el sistema digestivo.

Partamos por la alimentación base, nivel I, que puedes descargar en el link a continuación, que es el primer peldaño que debemos dar si queremos recuperar la salud y lograr un alto desempeño.

 

Descarga la Versión para Imprimir
A
limentación Base, Nivel I

_

¿Quieres más información?

Visita nuestras recetas terapéuticas

¿Te gusta esta información?
Si es un si, has me gusta, y
comparte con tu amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *